sábado, 24 de octubre de 2015

Trazos sentimentales de un alma


      Todas y cada una de mis  letras
      están escritas a través de la imaginación
      en la soledad del silencio.

      Como cada día mi imaginación vuela
      por los caminos de cada palabra,
      ni siquiera me disculparé
      por todas estas transmisiones que escribo;
      puede que me arrastre por ellas 
o simplemente pases de mí.

      Los poemas que he escrito para ti ahora
      no están bajo delirios artificiales,
      de momento siguen salvados por tu mirada,
      ya que no te conozco y
      no quisiera sentir tu indiferencia.

      Sin recaer en lo meramente cotidiano y rutinario,
      no es cuestión de abrirme en una visión tuya
      demasiado tiempo, te los tengo hechos por colores,
tamaños y sorpresas,
 duros, agresivos, sensuales, románticos,
      eróticos…

      De pronto me encuentro contigo,
      a veces en sorpresas de formas sensuales,
      aceptándome por ser como soy,
      por ser yo mismo con todas las consecuencias.
          te empiezo a escribir lo más puro,
      lo más noche, lo más imaginado.

      Aunque aún no te conozco del todo
      ni conozco tus sentimientos,
      piensa que sólo soy una persona 
humana que también siente,
  asumiendo que he regresado de un submundo
      donde solo he heredado nada,
      ni siquiera los sentimientos 
que tengo perdidos desde hace tiempo.
      Viajo a través de la imaginación,
      me detengo, la contemplo y entro en ella,
      la vivo, la siento, la amo, la deseo,
      por eso mi imaginación te vive, te siente,
      te recorre, te añora, te desea….

      Ahora me gustaría estar a tu lado,
      no sé donde estarás pero no importa,
      puedo y quiero seguir imaginándote,
      deseándote, escribiéndote, soñándote.
      ¿Estarás tú soñando? ¿En qué sueñas?
      Hasta el recuerdo de tu presencia,
      empiezo a tener perpetuado en el sueño.

Marco P.